El ayuntamiento asfaltará la avenida de las Ciencias

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo en coordinación con los distritos municipales, ha impulsado un nuevo programa de inversiones en reurbanizaciones, mejoras de viales, actuaciones en accesibilidad y rehabilitación de patrimonio que se han licitado para que se puedan iniciar entre el último trimestre de 2018 y los primeros meses de 2019. Estos diez proyectos suman un presupuesto total de 2,7 millones de euros y se distribuyen por distintos barrios de la ciudad.

Entre ellos, destacan la reurbanización de la plaza de San Martín de Porres (frente al mercado de San Gonzalo), la actuación integral en Salesiano Don Ubaldo (Triana); la pavimentación de la Avenida de las Ciencias y la rehabilitación de la Iglesia de San Laureano.

Con esta gran inversión en el barrio de Sevilla Este se renovarán completamente los viales del barrio, en 2016 se asfalto la avenida de la Aeronáutica, en 2017 se ha repavimentado la avenida Alcalde Luis Uruñuela y avenida de Montesierra (que si bien se encuentra fuera de nuestro ámbito territorial, constituye el principal acceso a Sevilla Este) y este año se inicia el proceso para completar la renovación de viales principales en Sevilla Este.

“Este nuevo programa de inversiones refleja la apuesta de este gobierno por la ejecución de proyectos largamente demandados por vecinos y vecinas y la clara prioridad que tenemos de dar respuesta a los barrios de la ciudad”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien presentó esta batería de proyectos junto a la delegada de Relaciones Institucionales, Economía y Comercio y también del Distrito Triana, Carmen Castreño, y la delegada de Participación Ciudadana, Educación y Edificios Municipales y también del Distrito Este – Alcosa – Torreblanca.

Obras de pavimentación de la Avenida de las Ciencias

El objeto de este proyecto en la Avenida de las Ciencias de Sevilla Este es renovar el pavimento de la calzada que se encuentra en general en un mal estado de conservación debido principalmente al envejecimiento de las mezclas, la acción de la lluvia y el excesivo tráfico rodado que soporta esta vía de comunicación. En consecuencia, el firme presenta numerosas fisuras y cuarteamientos en la capa de rodadura.  Para arreglarlo, se plantea una inversión que asciende a 640.000 euros.

La intervención presenta dos aspectos fundamentales: por un lado va dirigida a solucionar los problemas enumerados de conservación de la calzada y, por otro se pretende amortiguar el ruido generado por el tráfico rodado mediante la instalación de un pavimento fono reductor que disminuye el ruido. Se trata de un pavimento flexible, de pequeño espesor, con granulometría y huecos adecuados en la mezcla suficiente para absorber parte del ruido. Este pavimento ofrece además otras ventajas como una mejor resistencia al agua, al envejecimiento y a las deformaciones plásticas, así como el doble de durabilidad respecto de las otras mezclas (hasta veinte años).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s